...Caigo en mi instinto:

...Caigo en mi instinto:
No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser, pero no puedo ver cajones y cajones pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver todavía caliente la sangre en los cajones. Gonzalo Rojas, Contra la Muerte

miércoles, 5 de mayo de 2010

Ermitaño

Frente, allí, donde se ablanda la arena y abril se nos humedece. Allí donde las risas se hacen insoportables y el frío confecciona un café verde; cargado y espeso, amargo y desigual... un tanto frío, pero hirviendo.
Allí, donde los cigarrillos se encienden por sí solos, y las cenizas caminan

a ta das de las m
......................a
......................n
......................o
......................s.

3 comentarios:

Ismael U. V. dijo...

Pase a ver tu huella, muy interesante.
Salu2o

La tua cantante. dijo...

"Allí donde las risas se hacen insoportables y el frío confecciona un café verde...".
Es perfecto (L)

fgiucich dijo...

Manos que aran la vida en la penumbra de sus miserias. Abrazos.