...Caigo en mi instinto:

...Caigo en mi instinto:
No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser, pero no puedo ver cajones y cajones pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver todavía caliente la sangre en los cajones. Gonzalo Rojas, Contra la Muerte

miércoles, 20 de mayo de 2009

Huracán de Gelatina, Mi Antídoto :

Navegando como acero,
En busca de piélagos,
Lejanos quizás como sol y líquido.
Nubes son mi brújula, cerros
Mis espías.
Mis ojos los cierran
Abismos y ansias.
Cinco segundos de remolino y desierto
Sin espumas de aves pútridas,
Sin fuego ni barcos fantasmas.
Rodando espero que penetre
El fuego sintético,
Sin efecto ni degradé,
Siempre esperando a
Que mis ojos psicodélicos
Rompan el efecto de una histeria empírica;
Mientras caen los goterones de sangre
Y la sexual arena vuelva a caer sobre el mar.

Almas acompañan mis pasos,
Con zafiros y medusas inexistentes,
Entre mares y remolinos de saliva,
Vuelve a caer el agua,
Mientras me hundo… rompe el caudal.
-¡he conversado con cigarras!-
Atormentado estertor de
Invadir su territorio,
Conseguí adormecer el aire
Con fatiga y psicosis al hablar,
He atormentado los cerros de
Esta isla perdida y olvidada.
Sin darme cuenta, he
Pisado otra vez mi isla de escombros, y
Caudales simplistas,
He alterado los fósiles facundos
Sin derretir la imaginación de las aves,
He abatido mi habla,
Y pisado mis propios pies,
Sin lograr detenerme.

He estado quebrando mi alma
Con cuan caudal explotado.
Mi ilusión encementada con mi sonrisa,
Como estatuas de hielo y fuegos sin
Enemistad; han dicho adiós al quebranto.
Intacto, entre ciego, fétido y demente
He rechazado el oxigeno, cebándome
De algas y humos de céfiros pestíferos…
He incumbido acceder a la desigualdad,
Las noches son disociadas
Y atractivas,
No veo la ciudad como el desierto que se ha vuelvo
Mi líquido,
Como mis pies han terminado
siendo las manos que nunca tuve.


6 comentarios:

rodri dijo...

tu palabra onírica, surrealista y realista a la par da grandeza al lenguaje...
ABRAZOS, compañero.

Rayuela dijo...

Tu antídoto psicodélico despeja la oscuridad, ilumina paisajes, abre ciudades...pies que son manos/
manos que escriben palabras cual remolinos y látigos, cual caudales de brisa marina.


Un gran beso!

JuanSe... dijo...

y si las palabras que escribes con tus manos son tan tempestuosas como un remolino, todo es mucho mejor, porque a veces necesitamos decirlo todo sin tener miedo a nada, para eso tenemos este mal llamado don...


un abrazo

lunaazul dijo...

como siempre es grandioso, un poema lleno de sugerencias de palabras que quedan flatando a mi alrededor. Genial.

Un gran beso.

Psicodélica dijo...

te cambio fotos por poesía:)

besos

Nandiú.- dijo...

Oh, tanto tiempo sin pasar.

Está genial como siempre, me gustó mucho eso de "He conversado con cigarras", me pregunto como será eso. A mi me gustaría conversar con algún búho. (:

Qué más decir, muy buen escrito. Qué estés bien.