...Caigo en mi instinto:

...Caigo en mi instinto:
No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser, pero no puedo ver cajones y cajones pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver todavía caliente la sangre en los cajones. Gonzalo Rojas, Contra la Muerte

jueves, 4 de diciembre de 2008

Río sobre ríos :

Como si el viento sintiera el metal,
Como si mi voz cayera por completo,
Como si las silabas las manejara el mar,
Y la niebla desapareciera por un momento.

Quiero sentir paz al escribir,
Nacer de estribillos,
Sin color quizá,
Sin temor al transmitir,
Sin locura al subrayar.

Como si el viento me entregara aquel diccionario.
La melodía quiebra vidrios,
Mi locura otra vez,
Mis manos adormecen el lápiz,
Quiero paz,
Agua,
Sal,
Viento.
Los vidrios,
Mi madre,
Mi padre,
Aun no.
Mis libros,
Cuadernos,
Como si el viento me entregara aquel diccionario.
La melodía quiebra vidrios,mi locura otra vez,
Siento que muero, siento que río sobre ríos.
Tantas cosas,
Mi fuerza, mi sangre, la mermelada,
Mi sal, viento, padre...



MADRE TE QUIERO: (...)

2 comentarios:

Ágata Paula dijo...

Como una piedra en el zapato, siempre existen miedos al escribir.
Mil cosas, mil sentimientos, mil recuerdos.
Solo es cosa de manejar, controlar lo incontrolable y sentir lo que se quiere ser.
Y esos sentimientos...
Profundos.
Como si lográramos desatar un nudo de hace años.
Me gustan tus textos, me encanta el misterio.
Hasta otra.

Ágata Paula dijo...

Leí tu comentario.
Sabes? me gustaría hablar contigo.