...Caigo en mi instinto:

...Caigo en mi instinto:
No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser, pero no puedo ver cajones y cajones pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver todavía caliente la sangre en los cajones. Gonzalo Rojas, Contra la Muerte

sábado, 9 de diciembre de 2017

lúmina :


el último rayo sobre Salvador Allende;
transversal la calle hacia el mar:
la tarde,
como un espejo en el cielo

intento condensar el aire
de mi estómago
—torbellino azul como mi boca—
se desmorona la acera
por donde transitan mis átomos

no hay vínculo entre lleno y vacío
se deshicieron las horas
mas sólo queda espacio,
y el centro,
mi otro omnipotente
ha bajado desde más abajo
a poseerme,

estoy totalmente oscuro,

como la luna.




No hay comentarios: