...Caigo en mi instinto:

...Caigo en mi instinto:
No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser, pero no puedo ver cajones y cajones pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver todavía caliente la sangre en los cajones. Gonzalo Rojas, Contra la Muerte

jueves, 3 de diciembre de 2015

aparecido


aparecí en una mañana de sangre.
desintegrado sobre el camino del camino
como una vela nocturna
que se derrama cual lágrima poeta

no obtengo la oscuridad del ave
sin embargo me observo
como puesta de sol y sangre

aquí dentro del corazón
se acarician mis nomenclaturas;
mi poción de psique del día

oscuridad, sí,
oscuridad de niño
que se escuda en el árbol
esperando sincronizarse
junto al viento frío del suroeste,

no cabe el mar dentro de mi mar
ni supersticiosas páginas de espera,

totalmente habitable me volví
             y hostil a la fragilidad,

cuan montaña travestida que me ve
y yo desde el mar,
arenisca y sol marciano,
sin nada más que abejas como violines
y trompetas como mar

me despojo de las máscaras
me despojo de la luz de las 19:45
y su tiempo perplejo