...Caigo en mi instinto:

...Caigo en mi instinto:
No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser, pero no puedo ver cajones y cajones pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver todavía caliente la sangre en los cajones. Gonzalo Rojas, Contra la Muerte

sábado, 27 de marzo de 2010

Mariposa :

I

La noche se estira
Y burbujea la sangre circulando en un recipiente
De gritos y llantos azulinos.
Un ritmo sordo se desprende,
Alza sus alas y vuela inalcanzablemente.

Extraños gemidos se espesan en la atmósfera;
Y los lobos descabezados salen en busca
De enfermedades mortales, en busca del frío,
Una señal que transmita verdades de la luna
............................................................Llena.

Los árboles se encienden y las hormigas
Roban besos y aguas ácidas que desprenden
Vapores y una esencia de amor sepultado, pútrido.

Cuando la arena desde allí dentro comienza
A desprenderse rápida-y-lentamente es cuando
Ya marcan las 3.

Y el embrión se une a otro, y la seda se enajena inconsciente,
El sol ve entre los tejidos de la galaxia, temeroso
Envía señales de humo y nebulosa, nocturnos venenos y
Lechuzas mensajeras.

Ahí están los embriones, sintiendo las piedras de la noche
Y el trémulo sonido de las rosas empañadas.
Se enarbolan y se tejen los fúnebres hilos de la seda.
Sin respiración natural, las banderas del bosque se encienden
-invisiblemente- y el sonido comienza más fuerte.

Ya completamente oculto se sorprenden las bacterias,
Y un átomo se enrosca para abrigarse, recoge la seda
Que pende de las ramas a lo alto,
Y los cuervos comienzan a picotear la atmósfera...
Quedándose sin aire.

II

Desintegrados fósiles
Tejidos incandescentes quedan desprendidos, flotando sin gravedad.
Las aves en la frente les cuelgan colmillos y alas acuáticas,
Las casas están indemnes; huecas.
Y los embriones intactos, desnudos sin agujas ni la seda
Ensimismada, logran presionar la textura eterna.

El contorno brilla.

Por medio del efecto
Se crean nuevos límites;
Ríos y mares sin fondos, infinitos.
Aves aterciopeladas, con plumas sintéticas
Y armaduras cubren su rostro de asesinas.
Los bosques, el cielo, los desérticos muelles
Del altiplano se desdoblan disolviendo
Mujeres y animales disfrazados de humanos.

Todo cambia en su estructura.

Los embriones intactos analizando cada cambio,
Abren su capullo;
Filosofía indecisa
Y nuevas muertes.
Grandes antenas e
Inmensas alas,
De las cuales
Curiosamente,
Emiten un extraño polvo
Capaz de dominar al nuevo mundo.
Polvo capaz de consumir
Una mirada
................O dos,
...............................O tres, quizás.


2 comentarios:

Rayuela dijo...

vuelan los versos
dibujando
mariposas
en la
oscuridad
del
mundo


mil besos*

fgiucich dijo...

Excelente metáfora convertida en poema. Abrazos.