...Caigo en mi instinto:

...Caigo en mi instinto:
No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser, pero no puedo ver cajones y cajones pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver todavía caliente la sangre en los cajones. Gonzalo Rojas, Contra la Muerte

viernes, 8 de enero de 2010


"...La muerte se ha visto viva
en mi alma danzando con peces,
y en mi cuerpo,
rasgando sagrados cinturones
de calcio negro.
Una vida cósmica renace en
este cuerpo de carreteras infinitas,
con un gusto a hombre divino;
lluvioso en las tablas dormidas,
triste en los vagones despiertos.
.."


Extracto de "entre tejidos".

5 comentarios:

Rayuela dijo...

(entre)tejidos
están
el cosmos
y tus versos*


un beso

Ismael U. V. dijo...

Me gusto la exactitud de tus palabras, el resultado: un hermoso texto :)

Mercedes dijo...

Ojalá la muerte sólo sirviera para inspirar textos tan grandes, tan hermosos...

Un abrazo, y feliz 2010!

Mer Strawberry. dijo...

No me gusta la muerte, a casi nadie le gusta, pero es impresionante la forma que le has dado. Me gusta. Mucho.

Un besote.

fgiucich dijo...

Poesía pura, amigo. Abrazos.