...Caigo en mi instinto:

...Caigo en mi instinto:
No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser, pero no puedo ver cajones y cajones pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver todavía caliente la sangre en los cajones. Gonzalo Rojas, Contra la Muerte

sábado, 11 de julio de 2009

Sosiego :


Un trastorno quizás, o es que hoy la naturaleza me habla de muchas cosas. Blancos y lejanos paisajes han degradado cuadros de volcanes y bosques desolados. Ni aves pasan por el lago. Muchas cabezas ya han sido degolladas, ya es buen tiempo para un nuevo comienzo, donde el día se viste de ceda y bellas margaritas, donde el mar profundo y azul sin electricidad ni opacos matices llegan como meteorito a mi rostro, y quiebran el suspiro que ayer fue mi mejor alimento. El ritmo es tierno, fugaz y lumínico, desearía durar hasta el infinito, llevarlo hacia el más allá; y girar mi mente para pensar de otra forma. Pero, pienso. Pienso demasiado para actuar de la mejor forma, ¿pero dime tú, lápiz y papel; será demasiado tanto arresto?

"Mi ente está histérico, ha derrumbado la dura pared de mis escombros, como tormenta ha licuado el más sublime afecto hacia la débil mirada de mis ojos; me recuesto sobre el recuerdo… "

Bebo las flores, riego mi piel como miel de abeja. Debería romper mis manos con el mástil; pero este día es demasiado fugaz y cálido como para ver sangre sobre el matiz de mi quimera instancia. Camuflado entre el olvido, he decido recordarlo, recordar mi metamorfosis oliente y adolescente, volar por mi recuerdo de adultez y regresar desde luego, al bello y angustiante instante de mi muerte; vejez. Pero este día a volteado las cosas, ha valorado las nubes, el alma, el consciente y la herida causada por el ayer… este día a fundido toda la tierra ya sobrepuesta…

Estoy listo para romper mis brazos, para degollar, ahora, mi propia cabeza, girar mis tripas, y ser aún, un ser con ente de tristeza, y una sonrisa que vuela como alma sin interrogantes. Estoy listo para gritar mi pasado lleno de aguaceros, y despertar el sueño en este sublime día de hermosas aromas y bellos pasajes de infancia, e inocentes cabezas que ríen de perdón.

8 comentarios:

Eduardo dijo...

Todo lo que conmueve se ve plasmado, la vida cruje y tu melodía resuena en mis oídos… es el grito desesperado y un suspiro doloroso. La vida se angosta y no da espacio al surgir de mares, ni la explosión de volcanes felices; los ríos caudalosos, la melódica brisa y la oscura y romántica noche.
Veo plasmada las cicatrices humanas, el dolor infinito de tus palabras, esta naturaleza arrebatada y nula. La soledad de los ciclos y el resurgimiento que acabara con nuestras cabezas…
Cuídate, un abrazo amigo. [TKM]

Rayuela dijo...

La única manera de encontrar sosiego en el presente, es gritar con el alma nuestro pasado.

Genial,Cromosome,creciendo día a día.

Mil besos!


("...mi pasado lleno de aguaceros",qué bella frase!)

Ulises V. dijo...

En la rítmica de tu prosa se desnudan las ansias por un cambio, el grito de un alma perceptiva que buscó alimentarse de suspiros y que ahora se despierta de su propia consciencia. Muy bello! Me alegra pasar a leerte, como siempre, mucho por decir.
Saludos amigo.

Caco dijo...

Que Thanático...
hermoso
saludos!

lunaazul dijo...

Precioso. Y piensa,no dejes nunca da hacerlo, nos perderíamos algo maravilloso.Un día realmente mágico.

Un gran beso Cromosome.

Mercedes dijo...

Pues yo estoy lista para leerte, porque siempre encuentro algo que despierta sensaciones y sentimientos...

Tu relato de hoy me ha "llegado" especialmente...

Un beso, y hasta pronto!

JuanSe... dijo...

y ojalá que cuando uno degolle todo, no se convierta en un ente triste muerto, porque sería pésimo sentirse asi...

un abrazo

Fernando dijo...

Te agradezco mucho tu comentario sobre mi soneto al cuadro de Monet. Eso me ha permitido leer tus escritos que me pareen muy interesantes. Con tu permiso me pasaré a leerlos con frecuencia. Un abrazo.