...Caigo en mi instinto:

...Caigo en mi instinto:
No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser, pero no puedo ver cajones y cajones pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver todavía caliente la sangre en los cajones. Gonzalo Rojas, Contra la Muerte

sábado, 27 de septiembre de 2008

Miðvikudags



Como día tal, caen gotas sobre el suelo,
voces son las criaturas,
voces es lo que siento.
Cierro los ojos, grito.
Gritos despojan las ventanas,
sinalefa al viento.

Una mujer selecciona sus cabellos,
la voces alzan en simetría,
el horizonte desaparece,
y tus ojos brillan más que ayer. Lunes.

La comida aterriza al despojo,
sus agujeros forman una estrella,
la constelación forma una hilera,
la hilera forma un campo litoral,
un...
mártil,
agujero,
ranuras,
texturas,
erupciones,
seducciones.

Házte un lado que hoy ya es Miércoles, y la comida aterriza en mi estomago.-

2 comentarios:

Aghata Paula dijo...

Hermoso, me gustó mucho :)
Creo que hasta me he identificado en algunos versos, pero mejor no aseguro nada ya que tus letras dan pie a mucho más de un significado.
Saludos.

sebastian amaru dijo...

Una mezcla de penumbra, y otra de frescura en la percepción intacta de la mujer, esa que selecciona sus cabellos y cristaliza sus ojos en luz...
Y la comida que aterriza me dio una sensación eclectica, un cariz diametral entre el gusto y el desabrimiento, que en instancias resulta ser rutina.

Saludos buen escritor.
:)