...Caigo en mi instinto:

...Caigo en mi instinto:
No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser, pero no puedo ver cajones y cajones pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver todavía caliente la sangre en los cajones. Gonzalo Rojas, Contra la Muerte

jueves, 18 de febrero de 2010

un verdadero espantapájaros
que grita la inmunidad,
que hunde su pecho junto
al vacío del ocaso,
junto a las líneas de las cosas,
infinitas líneas que cubren al mundo.

6 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Y hasta se estrangula contra el viento.

Besos y amor
je = sonrisa

Rayuela dijo...

las líneas de las
líneas
harán que ya no sea
espantapájaros
el
sol
del mundo
hará que las aves
aleteen en su
alma*


besos**

Ismael U. V. dijo...

Es el sentimiento mas feo y triste, hermosamente expresado, simplemente genial!

Mercedes dijo...

¡...Y siempre esa fuerza en tus escritos, esa energía venida directamente del centro de la tierra!

Un saludo!

Eduardo dijo...

Perturbante, enérgico...

Como siempre amigo, idealizo tu cerebro.

Nos vemos

fgiucich dijo...

Líneas que se pierden en la noche de los tiempos. Abrazos.