...Caigo en mi instinto:

...Caigo en mi instinto:
No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser, pero no puedo ver cajones y cajones pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver todavía caliente la sangre en los cajones. Gonzalo Rojas, Contra la Muerte

martes, 11 de agosto de 2009

Desvíos.

Salvador Dalí.

El fierro se hiela entre tanta nube, la atmósfera tiembla como esperma en tiempos remotos. Tantos efectos como el efímero colibrí que esta vez vuela como águila en prisa, como los cerros se disuelven sin excusas y nos dejan frente al diluvio más grande; el hueco más pútrido de la confusión. Caballos transportan caminos, asomados todos con el rostro desvanecido,
sostenidos entre varitas de madera hecha de bellos cristales que inocentes se hunden y fragmentan, siendo sólidos sobre el líquido que los sostiene.

Es imposible no quebrantar las flores que brillan en primavera, pero es tan fácil acabar con la lluvia que nos obsequia en tiempos de torrencial. Tantos erróneos barcos que se hunden como mis ojos decaen sobre el enfriamiento de la ciénaga. Hechizados y empapados de tantos suspiros creamos la neblina de la duda, inequitativos adoptamos el tránsito de nuestra cabeza que se rompe, sanguinolenta flor que se pudre en el desvío refulgente de la vida.

No esperemos que el hecho siniestro acepte nuestra escena ilusoria, guiémonos por crepúsculos hechos de púrpuras olas secas en el mar, por vientos sin polvo ni fragmentos de luna, arrojémonos sobre el caudal barroco de rostros oscuros, sobre la transmisión más suicida de la radio que nos distorsiona.

Distinguir nuevos sabores, nuevos mundos no induce al desvío etéreo, donde las nubes se nos cambian y transforman… absolutamente no. La ciudad es la misma, y el rostro que sigue ahí intacto no muere ni habla, ha estado allí por millones de años, el desvío y el camino nos ha cambiado…

La luz que nos brilla es inmune entre la que rodea mi cortina de bellas estrellas. La que los planetas chocan sin producir temblores de ácidas aguas, donde ése racconto es el más inocente y fugaz, tenue y abstracto. El desvío ha capturado y acampado todo mi campo verde de bellos pleamares y rocas marítimas, exótica vista desde el pasado hasta hoy, mis desvío me han ayudado a superar monstruos de dobles caras; inocentes y furiosas, porcelana y cemento… pero lo más fulgente, a combinar colores de bellas vistas oscuras y cielos combinados, de paisajes llenos de cabezas y gritos desesperados por conducir… mis desvíos han sido los más brillantes de todos, y no lo digo yo, sino la naturaleza misma.

10 comentarios:

lunaazul dijo...

...hechizados y empapados de tantos suspiros creamos la neblina de la duda...la duda ante la que flaqueamos, nos paramos ante los desvios dudado, pero tus desvíos son fecundos.Genial, me encantó.

Besos.

Eduardo dijo...

Es como explorar horizontes, darles golpes al alma misma que a veces es muy monótona… preferencia a las emociones vivas, a los paisajes sumisos que rodean a la “especie dominante”.
Somos, seremos… por siempre como lo dijimos entre sollozos. Nada mas decir que nuevamente me trasportas, en este confuso pero hermoso ciclón.


Cuídate. :*

fgiucich dijo...

Un camino adornado de bellas metáforas. Abrazos.

Marina-Emer dijo...

gracias por la visita y elogiosas palabras
un abrazo
Marina

Marina-Emer dijo...

mira vengo para poder complacerte y decirte lo que en realidad me parece tu escrito esta vez prosa...pues mira yo que entro en tantos blogs y leo tanto te diré que me ha gustado mucho tu texto ...te seguiré.
UN ABRAZO
MARINA

Neuroscopetrix dijo...

Hay paisajes en la mente que nadie podrá embargar. Un placer haberos encontrado a ti y a Eduardo. Y Magritte. Un beso.

Psicodélica dijo...

Uno de mis artistas favoritos.
Mi perro lleva su nombre.

Excelente:)

mardelibertad dijo...

Bonias palabras
El Gran Dali, gracias por tu visita
Abrazo

Caco dijo...

Que agradable visita... había olvidado cuanto me gusta tu blog =)

Tus palabras me cautivan, misteriosas, nebulosas...

Saludos! =)

pd. tú también eres de Antofa =0, se conocen con Eduardo?

Ἑκάτη dijo...

entre pausa y pausa me quiebro :) excelente escrito. ¿Podrías escribir un día o una noche algún bello relato para dormir? Ultimamente no he sabido llegar a la parte de mi cerebro que me consolaba, y realmente tienes un gran talento. Te agradecería mucho si pudieras concederme un pequeño aliento de ayuda que en estos días es tan difícil encontrar..