...Caigo en mi instinto:

...Caigo en mi instinto:
No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser, pero no puedo ver cajones y cajones pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver todavía caliente la sangre en los cajones. Gonzalo Rojas, Contra la Muerte

sábado, 6 de junio de 2009

El Cielo Muerde :


El frío cala otra vez. Entre el deseo y las calles
Sube muda la atmósfera de mis ojos,
El caletre ha diseminado los cerebros;
Muertos, secos por el desierto de la playa nocturna.

En el umbral se acercan las luciérnagas,
Las nubes son mi capullo de flor lúcida,
Fresco comienzo a correr por la arena
Flotante; sublime como el cabello cae en el horizonte.

La pesadez del pez que naufraga sobre el
Océano de mi piel, inmenso sobre la explosión
De mi boca, ha derretido el hedor de mis hojas
De árbol y aguacero. Torrencial de miedo.

Misterioso llego a mi roca, hogar de pez
Sobre la colina. Resguardo el sinfín de corrientes
Que pasa por el nervio de las olas, oigo
La sirena que canta el rostro de mi sueño…



4 comentarios:

Nandiú.- dijo...

Me gusta mucho... Como siempre, hay muchas frases que me encantaron, sobre todo 'Torrencial de miedo'. Wow, tiene algo muy..poderoso? xD
Sí, definitivamente me gusta mucho x)

Saludos C:

jordim dijo...

buen texto, sugerente y embriagador.

Rayuela dijo...

Siempre pasa lo mismo:termino de leerte y aquí me quedo, absorta en tus palabras, en tus imágenes, en tu oscuridad en eterna lucha con tu luz,en tus magníficas asociaciones entre sentimientos-naturaleza que hacen del paisaje visual de tus poemas el protagonista.
Y te mando besos,"de árbol y aguacero".

Que estés bien,amigo.

lunaazul dijo...

Extraño, lleno de imágenes que me inquietan...un cielo que muerde con dientes es terrorífico...y hay belleza.

Un beso genio.