...Caigo en mi instinto:

...Caigo en mi instinto:
No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser, pero no puedo ver cajones y cajones pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver todavía caliente la sangre en los cajones. Gonzalo Rojas, Contra la Muerte

miércoles, 20 de agosto de 2008

Erupción de Segundos.

Sonrojando paisajes de arenas culinarias, fuiste tú quien rió esta muralla. Crujen miradas al lejano océano, crujen sonrisas al lejano norte, sin cercanía alguna, algunos celebran
misiones.
Construcciones de antenas; nacen palabras de la nada. (Quiebro la hoja, quiebro el cristal), mientras mis pestañas son solo desiertos, desiertos de un deshilaje normal. ¡Corta el hilo! ¡Corta Talismanes!, Desata el nudo de un camuflaje (Estaño), que el sonámbulo día traspasa el estelar.
Unísonos a lo lejos
Un sol brilla a aguas sonámbulas desde paraguas de aire. Dulce gravedad. Ahora sostengo banderas que hablan del mal, que hablan de violencia o ¿Paz?. La habitación viene en desvelo, hablan libros y criaturas durmientes. Pero, quien sabe, será el susurro a un mundo artificial.
Más que nada
el halcón asotó el nido
e hizo explotar en síntesis una verdad...
Una Erupción de segundos.

2 comentarios:

Kiki dijo...

Tus escritos me han dejado perpleja. Es un enredo curioso el que habita mi cabeza.
Aún no puedo opinar hasta entender bien tu filosofía, seguiré pasando :)

Que tengas fe en tu vida y arte en tu espíritu... ¿Qué mejor?

sebastian amaru dijo...

miles de ideas abstractas que traspasan el sentido, sensaciones divergentes plasman un sin fín de vivencias quizás, un escrito bien "despragmatizado" e interesante.

(entendiste muy bien mi escrito, pensé que nadie lo haria xD)